lunes, 18 de febrero de 2013

Los vampiros del Siglo XXI y el VIH

Hallaron la cura contra la fotofobia, una mutación genética dejó atrás la alergia al ajo, el rostro de Cristo ya les resulta familiar y han generado en el pecho una costra dura que rechaza la estaca más firme.  
Sin embargo, se encuentran al borde de la extinción.

10 comentarios:

  1. Vapuleaste el mito de los vampiros. Muy ingenioso tu micro. Además me hizo sonreír.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mei.
      Qué bueno haber podido causar esa sonrisa!
      Abrazo.

      Eliminar
  2. Me has llevado a pensar en cuán preparados pueden estar los vampiros para los tiempos que corren, Leo.

    Buen micro.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro!
      Y... han evolucionado mucho pero nunca se puede controlar todo.
      ;-)
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Y es que siempre hay algo que no se puede controlar, y la naturaleza, aunque sea la de los vampiros, es lenta a la hora de adaptarse, este problema va a tener peor solución. Muy buen micro Leonardo, actual e ingenioso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Yashira!
      Sin querer queriendo el texto me salió con un tinte evolucionista. Aunque sospecho que Darwin se me cagaría de risa si leyera esto. Jajaja!
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me gustó, muy bien escrito. Un abrazo. Ruli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pa!
      Me alegra que te haya gustado.
      Un abrazo!

      Eliminar